domingo, 12 de enero de 2014

Serie. Granujas de Regent Street


Tras provocar la muerte de su primo en un duelo, Adrian Spence regresa a la mansión deKealing en busca de un poco de paz. Sin embargo, el joven aristócrata ha colmado la paciencia de su padre y, en vez de consuelo, recibe la noticia de que será desheredado en beneficio de su hermano menor.

El despechado aristócrata se siente herido e indignado al descubrir la intención de su hermano de desposar a Lady LillianaDashell. Y Adrian, sin pensarlo dos veces, decide cobrarse su revancha, presentándose ante la familia de la muchacha con una oferta de matrimonio que resulta imposible de rechazar. Consumada la venganza, Lord Albright se cree victorioso. Pero se equivoca. Lillianano es una mujer cualquiera. Y, por primera vez, el orgulloso caballero sabrá lo que es sentir... un verdadero amor.

UN SUEÑO IMPOSIBLE... Fantasiosa, con anhelo de aventuras y amante de montar a caballo, Lady Lilliana Dashell constituía un verdadero dolor de cabeza para su madre. Cierto era que el comportamiento de la impetuosa muchacha distaba mucho del esperado de una joven aristócrata. Pero, también, sus avanzados veintidós años, y la ruina de su familia, no la convertían en un buen partido como casadera.
Su destino dependía ya del primer noble que tuviera la bondad de tomarla como esposa. ¿Y quién, en su sano juicio, hubiera imaginado que éste sería Lord Albright?... El caballero más apuesto y varonil de toda Inglaterra.

... Y EL CAMINO DE UNA VENGANZA Rico, valiente, jugador y mujeriego, Adrian Spence, Lord Albright, era la envidia de todos los jóvenes caballeros ingleses y el sueño de todas las jóvenes aristócratas. Y si bien no pocos le consideraban un verdadero granuja, nadie cuestionaba la osadía de su carácter y el magnetismo de su clase.
Por ello, nadie acertó a explicar tampoco los motivos para susorpresivo enlace con Lady Lilliana Dashell. Sin duda, un partido muy por debajo de sus posibilidades.
Aunque una pieza fundamental en el terrible desafío que Lord Albrighthabía decidido asumir. Una determinación sin miramientos y marcada por el ánimo de revancha.


Eran amigos inseparables. En los círculos aristócratas de Londres les conocían como “los libertinos de Regent Street”. Pero la muerte de uno de ellos, Phillip Rothenbow, cambió sus vidas para siempre.

Adrian Spence, lord Albright, buscó la paz hasta hallarla en brazos de lady LillianaDashell en Un caballero peligroso.
Pero ¿qué hicieron el resto? ¿Qué fue deJulian Dane, el eterno compañero de fiestas de Phillip?

Julian es el apuesto e irresistible seductor por el que todas las damas de la alta sociedad londinense suspiran. Ni siquiera la tremenda muerte de Phillip ha empañado la atracción que las mujeres sienten hacia él. Julian sabe que podría casarse con cualquiera de ellas, la que él escogiese. Pero su corazón, tan esquivo hasta ahora, está empezando a ser tentado por la única mujer que nunca podrá poseer: Claudia Whitney, la joven que ya conquistó las atenciones de Phillip. ¿Cómo podría Julian seducir a la admiradora de su amigo muerto?

EL SEDUCTOR...El apuesto Julian Dane, conde de Kettering, ha causado sensación tanto en los mejores salones de baile y tocadores privados como en los campos de duelo de la capital. Pero la muerte de su amigo Phillip y su terrible sentimiento de culpa le han llevado lejos de la sociedad londinense. En los bulliciosos salones parisienses y las divertidas fiestas de los castillos franceses, Julian cree haber olvidado su interés por la íntima amiga de sus hermanas menores, ClaudiaWhitney. Pero si ha olvidado a la ingeniosa y atractiva joven, ¿por qué cree desfallecer cuando la descubre acercándose hacia él mientras aguarda el barco que ha de devolverle a Inglaterra? ¿Hasta allí ha de verse perseguido por su ya innegable enamoramiento?

SEDUCIDO
Siempre le había amado, primero como al hermano mayor que nunca tuvo; más tarde con el apasionamiento de una adolescente que sabía que él era simplemente un amor imposible. Sin embargo, cuando la había abandonado en un salón de baile y más tarde se había atrevido a aconsejarle sobre su relación con Phillip, había jurado no volver a amarle jamás. Por eso era tan terrible haberle encontrado en su camino de regreso a Inglaterra, sonriéndole, tan apuesto y arrogante como siempre, un seductor imposible. Pero esa manera de mirarla... ¿Sería posible que el seductor pudiese llegar a ser seducido?


La muerte de Phillip en un duelo ha roto para siempre la alegría del grupo de amigos que todos conocían en Londres como “Los libertinos deRegent Street”. Uno de ellos, el atractivo y jovial Arthur, no puede evitar sentirse responsable por no haber evitado una tragedia tan absurda. Lo menos que puede hacer es viajar a Escocia y poner en orden los asuntos del difunto, especialmente la expropiación de unas tierras cuyo pago no se ha cumplido. En esa tierra agreste y hermosa conoce a KerryMcKinnon, una joven e independiente viuda de la cual pronto queda perdidamenteenamorado. Pero una terrible sombra se cierne sobre este recién nacido amor, cuando Arthur descubre que Kerry es, precisamente, la persona a la que debe dejar sin tierra ni hogar.

UNA MUJER ACOSTUMBRADA A LUCHARKerry McKinnon no ha llevado una vida fácil. No sólo ha pasado largos años cuidando a su marido enfermo y trabajando en el campo sino que, una vez viuda, se ha encontrado con una desagradable sorpresa: las deudas de su cónyuge la han dejado en la más absoluta ruina. Sin embargo, parece que su tenacidad y fortaleza de espíritu tendrán finalmente recompensa cuando la providencia una su destino al de Arthur, un joven y atractivo forastero que le ofrece una nueva vida y un amor verdadero. Pero entre ambos se interponen demasiadas cosas: una sociedad hipócrita, dos formas diferentes de ver la vida y, sobre todo, un secreto no confesado.

UN HOMBRE ATRAPADO ENTRE EL DEBER Y EL CORAZÓNPocopodía imaginar Arthur, cuando llegó a las remotas tierras de Escocia empujado por la memoria de su amigo fallecido, que encontraría allí una mujer excepcional. Una mujer que es capaz de dispararle creyendo que es un ladrón y, poco después, de jurarle amor eterno. Está dispuesto a proteger este nuevo amor de todo y de todos, tanto en las remotas montañas escocesas como en los pasillos y salones de baile de la alta sociedad londinense. Pero la principal amenaza no viene de fuera, sino que proviene de él mismo. ¿Quién saldrá ganador en la contienda entre su corazón y su sentido del deber?

4- Julia London - El Amante Secreto 

Sophie había cometido un pecado difícil de perdonar en su época: dejó a su marido, huyó al extranjero y obtuvo el divorcio gracias a las influencias de su hermano. Tras ocho años viajando por toda Europa al servicio deMiss Honorine, se ve obligada a regresar a Londres e intenta recuperar su lugar en los círculos sociales. Las cenizas del escándalo aún están calientes, pero lo que no puede sospechar es que se le complicarán más las cosas con la aparición de un hombre, atractivo, audaz y poco recomendable para cualquier señorita sensata. ¿Supondrá este amor una nueva equivocación, o la respuesta a sus deseos más íntimos?

UNA MUJER ENFRENTADA A SU PASADO¿Sería capaz la alta sociedad de perdonarle su escandalosa huida de Inglaterra? Sophie se debate entre el miedo al rechazo y el deseo de ser aceptada de nuevo en su querido Londres natal. Su familia insiste en que lo más conveniente para ella sería acceder a las proposiciones de Trevor Hamilton, el soltero más cotizado de la ciudad, que parece haberse enamorado de ella. Pero el corazón de Sophie está cautivo de otra pasión arrebatadora. Un amor secreto que es, precisamente, lo menos aconsejable en su situación.

UN HOMBRE POCO RECOMENDABLE Caleb es un ejemplar atípico en los ambientes exquisitos de Londres: honesto, sincero, seguro de sí mismo, no encaja en los esquemas de la aristocracia. Se rumorea que es el hijo ilegítimo de sir Hamilton y, además, se dedica a invertir en ese extraño nuevo invento, el ferrocarril. Cuando conoce a Sophie, siente por ella un deseo inmediato y arrollador. Pero Caleb sabe que un hombre como él nunca será aceptado en la sociedad de la queSophie intenta desesperadamente formar parte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada